lunes, 22 de junio de 2009

Recordando a Richael

Los Tanzanos nunca emigramos.
Es alto, su espalda como alas de mariposa, en su amplia boca resaltan sus rojas encías, ante el blanco de sus dientes. La sonrisa constante. Digno desde la humildad de su origen.
Incoscientemente intento compararlo con alguien referente, pero no lo encuentro.
Todo es distinto en este entorno que lo rodea. Es un Continente de luz y color.
"Me llamo Richael"
Su piel es marrón, el marrón que esconde el sol a través de los tiempos. En sus ojos oscuros está la profundidad de toda su tribu, la que vivió y vive en contacto con la naturaleza.
Su mirada es extensa, perdida en sus grandes Sabanas, donde no existen fronteras.
Cuando lo conoces, percibes su gran fuerza y paz interna, el temple de un hombre joven, la dignidad del hombre que vive en equilibrio con su tierra. No se avergúenza de la pobreza de su país y nos enseña sus riquezas con orgullo.
En sus sueños está, cambiar la situación de su gente.
Sus padres viven de un pequeño ganado de cabras, son 6 hermanos. Richael con pocos estudios, logró trabajo de camarero en uno de esos hoteles de lujo para los turistas. Y pensó que debía crecer, estudio 6 meses el español, nunca ha estado en España, pero conoce su lengua a la perfección, su expresión es rica en giros y vocabularío.
Después estudio durante 2 años flora y fauna de su país. Sí le preguntas algo, sus respuestas son profundas, no existe la superficialidad en lo que conoce, y cuando en su mente surge la duda. Coge un libro que lo acompaña y resuelve la respuesta.
Tiene dos hijos pequeños,"son el futuro". Sonríe lleno de ternura. Me dice que ahora ya es obligatoria la enseñanza primaria. Un día tendremos médicos, profesores, ingenieros..., que hagan de mi tierra un mundo más justo, donde exista trabajo para todos.
Los niños que encuentro en el camino, me piden lápices y bolígrafos.
Yo siento que si un tanto por ciento de la población son como Richael, lo conseguirán.
También lo he visto serio, no pierde la serenidad, ni levanta el tono, pero sus palabras pueden ser de acero.

6 comentarios:

Carmen dijo...

Querida Maca, como me ha gustado que trajeras a Richael aquí a tu casa. Que recuerdo tan bello mi poetisa preferida. Besos

sara dijo...

Precioso Maca, a mí también me ha gustado.

Mil besoss

Sara

brancalúa dijo...

Bello relato.
Te dejo mi osito de la amistad▒▒▒▒▒█▓▒▒▓█▓▓▓▓▓▓▓█▓▒▒▓█▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓█▓▓▓▓▓▓█▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓██▓▓▓▓▓██▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒█▓█▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒███▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒▒█▒▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓███▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒█▓▓▓█▓▒▒▒▒▒▒▒▒▒▓█▓▓▓█
▒▒██▓▓▓█▓▒▒▒██▒██▒▒▒▓█▓▓▓██
▒█▓▓▓▓█▓▓▒▒█▓▓█▓▓█▒▒▓▓█▓▓▓▓█
█▓██▓▓█▓▒▒▒█▓▓▓▓▓█▒▒▒▓█▓▓██▓█
█▓▓▓▓█▓▓▒▒▒▒█▓▓▓█▒▒▒▒▓▓█▓▓▓▓█
▒█▓▓▓█▓▓▒▒▒▒▒█▓█▒▒▒▒▒▓▓█▓▓▓█
▒▒████▓▓▒▒▒▒▒▒█▒▒▒▒▒▒▓▓████
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒▒▒▒▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓█▓█▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████▓▓▓▓▓█▓▓▓▓▓████
▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████████▒▒▒████████

Logan y Lory dijo...

Relatos y vivencias de este tipo son las que nos acercan a esas gentes que a veces vemos tan lejanas y sin embargo que próximas están.

Ha sido un lujo de narración, emotiva y sincera.

Nos ha encantado la historia de Richael, hasta lo vemos ante nosotros.

Un abrazo.

CharlyChip dijo...

Un buen paseo por el alma, alejado de los artificios de esta sociedad "civilizada" y sus metas vanas...

Juan Navarro dijo...

Esta mañana, leyendo "El factor humano", pensaba qué poca diferencia entre muchos españoles que hoy piden la expulsión de inmigrantes o proponen restricciones a su presencia, y la ideología de los afrikaneers. Y pienso ahora que convirtiendo a personas como Richael en vecinos nuestros, se ayuda a acabar con nuestros afrikaneers particulares.