martes, 8 de septiembre de 2009

Ayer, 8 de Septiembre

El 8/9/2004 falleció Manuel María. (Nuestro gran Poeta), desde entonces aparte de todos los homenajes merecidos, esta fecha es especial para muchos gallegos y muy nostálgica para los que fuimos amigos.

La Coruña, lugar que él y Saleta eligieron para vivir, tras las jubilaciones, lo recordaron en el Teatro Resalía de Castro con un espectáculo muy hermoso. Lo vimos y oímos hablar en una gran pantalla. Manuel tenia una voz especial, fuerte, sonora, llena de cadencias, era el hombre de la palabra. Pero era mucho más que un hombre que lucho por la defensa del idioma, era un hombre comprometido, coherente, lúcido, tremendamente culto y un gran humanista. Nunca se vendió cuando era fácil hacerlo, en esos tiempos en que la cultura también tenia un precio.

También hubo música acompañando una representación de una pequeña obra suya "La Berenguela". Realizada solo por una Inés Castro, que se desdoblaba en los distintos personajes, de forma austera con su voz y sus movimientos de manos.

Dos grandes recitadores, nos recordaron algunos de sus poemas.

Mientras yo lo sentí próximo y tuve lembranza de nuestras palabras.





Ando a pedirlle á vida: luz, beleza,

delicadeza xentil, unha canción,

a virxinal tempestade da paixón,

o dereito á dignidade e á entereiza.


Pídolle, amiga, que a flor do corazón

se peche sempre ao odio e á vileza

e que se abra ao amor, á sinxeleza,

ao latexar sinceiro da emoción.


Cando sinta chegar o meu remate

agardarei, serenamente, o propio fin

recebendo a lanzada que me mate.


Pois co decorrer dos anos, aprendín

como podo vencer neste combate:

¡amando á vida e que ela me ame a mín¡



( Manuel María-" As lúcidas lúas de Outono)

3 comentarios:

Carmen dijo...

Querida Maca preciosa entrada y bonito poema.

¿Cómo va el reencuentro con la vida diaria?

Un besazo

mariajesusparadela dijo...

Precioso poema, Maca. Ojalá la vida nos amara como nosotros la amamos a ella.

sara dijo...

Que bonita entrada Maca.
La verdad es que nunca leí cosas de este escritor pero él poema es verdaderamente bello.

Que pena que nos haya dejado...

Sara