domingo, 25 de octubre de 2009

La tortuga sagrada


Chuang-Tzu paseaba por las orillas del río Pu. El rey de Chou envió a dos altos funcionarios con la


misión de proponerle el cargo de Primer Ministro. La caña entre las manos y los ojos fijos en el sedal, Chuang-Tzu respondió: "Me han dicho que en Chou veneran una tortuga sagrada, que murió hace tres mil años. Los reyes conservan sus restos en el altar familiar, en una caja cubierta con un paño.


Si el día que pescaron a la tortuga le hubiesen dado la posibilidad de elegir entre morir y ver sus huesos adorados por siglos o seguir viviendo con la cola enterrada en el lodo, ¿qué habría escogido?".


Los funcionarios respondieron. "Vivir con la cola en el lodo". Pues ésa es mi repuesta: prefiero que me dejen aquí, con la cola en el lodo, pero vivo".




(taducciones de pequeños textos de clásicos chinos)- Octavio Paz- CHuang-Tzu


(biblioteca de ensayo, Siruela)

5 comentarios:

Felipe dijo...

la elección es totalmente indiscutible.

Se prefiere vivir en el fango,en su hábitat natural y con los suyos,que entre 'oropeles'

Sabiduría y sentido de justicia

mariajesusparadela dijo...

Hace ya algún tiempo que yo hice esa elección y no me arrepiento.

Ciberculturalia dijo...

Buena enseñanza y buena decisión. Yo la suscribo.
Un beso estimadísima gallega

sara dijo...

Totalmente de acuerdo. Cuanto aprendemos con las entradas que nos traes.

Muchos besos.

SAra

Juan Navarro dijo...

Estoy haciendo mi equipaje, hay un río que me espera.
Un beso.