viernes, 20 de noviembre de 2009

20 noviembre

Es igual que sea 20 de noviembre, 30 de diciembre......Siempre están ahí.
Si yo tuviera miles de brazos, los rodearía a todos
Sí tuviera millones de manos, los acariciaría a todos
Sí tuviera muchos labios, los besaría a todos
Sí tuviera también oídos, los escucharía a todos
Sí, los protegería y les enseñaría, para que ellos y yo lográramos un futuro mejor

No podemos esperar que los políticos, los poderosos abracen a estos niños, pero sí uniéramos nuestros brazos, nuestras manos, nuestros labios. ¡Quizás sí lo consiguiéramos¡

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

une los míos a los tuyos.

Ciberculturalia dijo...

Preciosa entrada, Maca.
Yo como María Jesús, también ofrezco mis brazos y mis arrumacos para los niños del mundo.
Bicos

sara dijo...

Y yo también me uno a vosotros ofreciendo mis brazos, mis manos y todo mi amor..

Maravillosa entrada Maca

biquiños

sara

Felipe dijo...

doy mis brazos,
doy mis ojos,
doy mi sangre
doy todo

junto a los vuestros para que todos...todos los niños sean los seres más especiales de este mundo

Bicos

brancalúa dijo...

uno los míos a los vuestros.

Juan Navarro dijo...

No hacen falta muchos brazos, muchos ojos, muchos oídos, muchos labios,... sólo los que tenemos, para abrazar, para besar, para ayudar, para ser cómplice en el aprendizaje, sólo dos brazos, una boca, unos ojos,...son suficientes, bastan, si hay un corazón detrás. Gritando a los politicos sólo conseguiremos políticos sordos, pero no seres humanos libres. La libertad, la justicia, la solidaridad,... es una tarea de todos. Y no hace falta gritar, sólo amar.
Un beso.