sábado, 3 de octubre de 2009

Regreso


Regreso de las tierras del Norte, más al norte de mi tierra. Y en mis sueños o ensoñaciones veo agua, el agua de los grandes lagos de Lituania, el agua del mar de Letonia y Estonia, los canales de Holanda, los ríos que serpentean Berlin.

El agua que muda la piel y refresca el alma.

Y llego a mi tierra, a esta peninsula rodeada del mar Atlántico, ya sólo quedan jovénes con sus neoprenos y nosotras. Alma y julia que se sumergen apurando los últimos días para cargarse de su energia.

9 comentarios:

Carmen dijo...

me consuela pensar que al menos estan Alma y Julia...
Besos
Besiños
Bicos

mariajesusparadela dijo...

Y aun quedan días para recargarse.

brancalúa dijo...

De nuevo sobre sus bicicletas apurando los últimos rayos de sol, mañana amenazan lluvias.
Cual sirenas abaneándose con las olas,¡que gustazo!
Pronto comenzaran una pequeña aventura, ya tiene destino no es norte ni sur.

Logan y Lory dijo...

Viniste de un sitio precioso para llegar a otro igual.....envidia das.

RGAlmazán dijo...

Como en el juego de la Oca, has ido de paraíso en paraíso. Siempre se regresa al sitio querido, aunque sea una gozada salir al mundo, que no nos quiten tampoco nuestro pequeño mundo. Bicos.

Salud y República

Juan Navarro dijo...

El agua cada vez más escasa, cada vez más sujeta a negocio. Qué suerte, Maca, hoy, que ya no quedan paraísos, salvo los fiscales.
Un beso, con gripe A o sin gripe A.

Felipe dijo...

"El agua que muda la piel y refresca el alma.

Feliz regreso de norte a norte

Aunque se mude la piel no se mudarán las ensoñaciones y el agua mientras nuestro corazón palpite con dulzura.

sara dijo...

Y regresas de unas tierras extraordinarias a otras verdaderamente iguales, con el agua siempre acompañándonos en todo momento y haciéndonos sentir cosas que otros no sienten

Me alegro de que ya estés de vuelta Maca!!

Besitos

sara

Alondra dijo...

El agua, la lluvia que hoy veo caer desde mi ventana... Mi tierra es agua, naturaleza viva gracias a esa agua. Soy feliz sentada en el prado viendo caer las fervenzas... Fui feliz en otros paisajes donde la lluvia arrasaba y traía muerte, donde el sol la secaba y el llano se convertía en desierto hasta que volvía a brotar en la temporada de lluvias.
Hermoso tu recuerdo que trajo el mío... Un saludo.